Tecnología de sistema

Los servicios telemáticos se basan en tecnología satelital. Schmitz Cargobull Telematics se basa en GPS, el «Global Positioning System» que permite al usuario determinar su posición exacta en cualquier punto de la Tierra, y en el GSM, el «Global System for Mobile Communication», un estándar tecnológico para comunicación móvil.

Así, los datos llegan directamente a su PC o a su teléfono móvil vía SMS y GPRS, el General Packet Radio Service, un innovador servicio de datos móviles.

Todo encaja
Para que todo funcione sin problemas, el software de valoración también se basa en Internet, de tal modo que puede tener acceso a sus datos accediendo a Internet desde cualquier lugar y en cualquier momento. La integración de los datos en un sistema informático existente se puede hacer a través de una interfaz estándar. Además, un generador automático de informes envía evaluaciones estándar o específicas para cada cliente por correo electrónico a su dirección, automáticamente, y con una frecuencia individualmente ajustada.

No se queda aislado
Todos los componentes están diseñados para poder ser incorporados en vehículos de todos los fabricantes conocidos y facilitan el funcionamiento en todas las regiones de Europa y de los países vecinos. Además, el objetivo es reunir los datos de los semirremolques y de las cabezas tractoras, como los relativos a la navegación y a la planificación, con la colaboración de los fabricantes de cabezas tractoras.

La autoconfianza es buena, el autocontrol mejor
La telemática en la industria del transporte significa: soluciones para la planificación de transportes, la tramitación de encargos, la administración de flotas. Pero también ofrece la posibilidad de rastrear envíos y supervisar el vehículo al nivel técnico. Para ello es de capital importancia de la comunicación, el intercambio de información y datos entre el vehículo y la central de planificación.





Completamente especial
El terminal telemático necesario se concibió especialmente para su uso en semirremolques y en colaboración con T-Systems, Bosch y T-Mobile. La carcasa, el haz de cables y los sistemas de conexión responden al más alto nivel tecnológico en la construcción de automóviles. El rango de temperatura de trabajo de entre -40 °C y +85 °C así como las altas exigencias en resistencia a los golpes y a las vibraciones garantizan el funcionamiento fiable incluso en las condiciones más extremas. La gestión inteligente de la batería garantiza largos períodos en stand-by incluso cuando el vehículo está estacionado sin cabeza tractora. Si es necesario, también durante varias semanas.