Enviar página:
El Transformer Trailer de Schmitz Cargobull es pura eficiencia energética


Enero de 2018.  Schmitz Cargobull ha demostrado que con el vehículo “Transformer” se pueden reducir las emisiones de CO2 en hasta un 15% en comparación con un tráiler convencional. Su consejero delegado de ventas, Boris Billich, se congratula al recordar que: «Este vehículo fue galardonado en diciembre de 2017 con el premio europeo a la sostenibilidad en el transporte».

El equipo de expertos de Schmitz Cargobull junto con 13 socios del sector de vehículos industriales llevaron a cabo el diseño de este semirremolque de elevada eficiencia energética, que reduce las emisiones de CO2 hasta un 15 %. El proyecto, financiado por la Comisión Europea, se completó con éxito en agosto de 2017.

Según explica Roland Klement, director de investigación y desarrollo de Schmitz Cargobull AG: «Hemos partido de un semirremolque de lona clásico, equipado con un tren de accionamiento eléctrico y recuperación». Gracias a la batería y el motor eléctrico integrados, la transmisión de fuerza al eje propulsor se realiza por medio de un reductor y un eje cardán, permitiendo así la electromovilidad «Hybrid on Demand». La batería —ubicada entre los largueros para ofrecer una seguridad adicional frente a accidentes— dispone de una capacidad de 22 kWh. Tal y como explica Klement: «La potencia del sistema eléctrico alcanza los 80 kW y un par máximo de 200 Nm». Con todo, el peso adicional del accionamiento híbrido solamente representa unos 1140 kg. Puede encontrar más información en http://www.transformers-project.eu/.

En cuanto a las soluciones aerodinámicas, además de un frontal de perfil aerodinámico optimizado y del carenado de los laterales y la parte trasera, se ha desarrollado un techo totalmente regulable en altura. En el futuro, todas las superestructuras y componentes añadidos podrán integrarse de forma modular en el vehículo de serie.

En palabras de Klement: «Desde un primer momento, el prototipo no se desarrolló como un diseño especial, sino partiendo de la base de un semirremolque convencional con componentes de serie adaptados». Esto hace que puedan emplearse los procesos de fabricación estandarizados, y que el vehículo cumpla todos los requisitos para obtener el permiso de circulación.

Los países del Benelux ya han puesto marcha un proyecto que les permita reducir las emisiones de Co2 en los núcleos urbanos. Por ello, los semirremolques frigoríficos con equipo de frío eléctrico, batería y generador, representan la solución ideal para el denominado «transporte de última milla».

La integración inteligente de los sensores y la telemática en el vehículo, así como la creciente digitalización del proceso de transporte, dará como resultado una mayor sostenibilidad y rentabilidad del transporte. 

Acerca de Schmitz Cargobull

Con una producción anual de alrededor de 58 000 vehículos y casi 5800 trabajadores, Schmitz Cargobull AG es el principal fabricante europeo de semirremolques, remolques y furgones rígidos para mercancías refrigeradas, carga general y material a granel. En el ejercicio 2016/2017 alcanzó una facturación de más de dos mil millones de euros. Como líder del sector, la empresa de Alemania desarrolló desde el primer momento una estrategia integral de mercado y definió estándares de calidad coherentes a todos los niveles: desde la investigación y el desarrollo, pasando por la producción, hasta la oferta de servicios como el asesoramiento, la telemática para remolques, la financiación, el suministro de piezas de repuesto y la bolsa de vehículos usados.

atrás